Skip to content

La resaca de Donosti – Comentario al palmarés

25 septiembre, 2016

En una edición en la que la sección oficial al concurso se ha caracterizado por una mayoría de filmes polémicos con temáticas que exploraban la violencia hasta límites insospechados, el jurado presidido por el realizador danés Bille August ha soslayado los trabajos más controvertidos para dar lugar a un palmarés políticamente correcto, que no ha desatado reacciones furibundas.

mde

Xiaogang Feng, director de I am not Madame Bovary. Concha de Oro. Foto: Manu Zapata

Nuestro único punto de evidente desacuerdo con la decisión final recae en el reconocimiento más importante. La Concha de Oro otorgada al largometraje chino I am not madame Bovary resulta excesivo premio para una obra en la que su director ha pretendido marcar una pátina de originalidad enmarcando sus imágenes como si fuesen grabados antiguos, alterntivamente, en un reducido espacio circular o cuadrado. Como bien comentábamos el día de su proyección, cine pretencioso en la forma y vacío en el fondo. Su excesiva longitud y el tedio que terminó provocando derivaban de la decisión consciente de adoptar una narrativa harto contemplativa. La fábula que se nos cuenta no necesitaba más del tiempo que dura un cortometraje. La Concha de Plata a la mejor actriz ya resulta menos discutible, la interpretación de Fan Bingbing es loable, a pesar de que existían candidatas con más méritos como la británica Florence Pugh por Lady Macbeth, más allá de la frialdad que el filme nos produjo, o la coreana Lee You-Young, estupenda en la divertidísima Yourself and yours que con justicia se alzó con el premio al mejor director, que fue a manos de Hong Sang-soo. Hasta aquí la cuota oriental.

mde

Fan Bingbing, mejor actriz. Foto: Manu Zapata

El cine español no se fue de vacío. Un Eduard Fernández exultante resultó el vencedor en el apartado de interpretación masculina en dura pugna, imaginamos, con el gran favorito de prensa y público, Roberto Álamo. Cualquiera de los dos habría recibido un aplauso unánime. Su inquietante retrato de Francisco Paesa en El hombre de las mil caras sedujo a todo el mundo. A pesar de la pequeña decepción cosechada en esta categoría, la calidad de Que Dios nos perdone no cayó en saco roto, ya que el excelente guión de Rodrigo Sorogoyen, director de la cinta, e Isabel Peña fue puesto en valor al serle concedido el galardón correspondiente.

mde

Eduard Fernández, mejor actor. Foto: Manu Zapata

La decisión en el apartado referente a la mejor fotografía resultó totalmente coherente. Los encuadres y la iluminación que Ramiro Civita pone en pantalla para retratar a una Patagonia con aroma de western en la argentina El invierno indiscutiblemente merecían ser reconocidos. Así como la solidez de una narrativa puramente cinematográfica, llena de silencios, sólida y pétrea, como los rostros de sus dos protagonistas, que le llevó a ser uno de los dos filmes que, ex-aequo, fueron agasajados con el Premio Especial del Jurado. La otra mitad de este reconocimiento fue para The giant, desigual parábola con el deporte de la petanca como hilo conductor, que arreglaba con un conseguido y emotivo final el desaguisado causado en su tramo inicial.

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: