Skip to content

En busca de la inspiración – Crítica de “El autor” (2017)

Drama es la lucha de nuestro héroe para superar aquellos obstáculos que le impiden cumplir su objetivo. El ponente de la masterclass resulta muy convincente. Álvaro, un tipo gris que trabaja en una notaría, escucha casi ensimismado. Vive a la sombra de su mujer, autora de best sellers, y está obsesionado con las reglas de oro que le lleven a poder escribir, algún día, “alta literatura”. La separación temporal de su esposa le dará la oportunidad de trasladarse a una curiosa comunidad de vecinos que despertará su creatividad y le empujará a cruzar límites que un simple observador no debería sobrepasar. Terminará comprobando cómo se cumple el axioma que dice que por mucho que los escritores crean dominar la realidad siempre es ella la que acaba sometiéndolos a ellos.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL AUTOR_Javier Gutiérrez ordenador

La mala baba del guión, que adapta la primera novela de Javier Cercas, El móvil, obra del director, Manuel Martín Cuenca, y de Alejandro Hernández, se encuentra presente desde el primer momento. Una vez aceptada la propuesta tonal en cuanto a ironía y sentido del humor solo hay que dejarse llevar por un relato perfectamente plasmado en su espíritu y enriquecido en cuanto a estructura, ritmo e imagen.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL AUTOR_Javier Gutiérrez y Adelfa Calvo

El autor reflexiona acerca de la creación literaria a partir de un fulano que considera que lo más importante en su vida es parir una novela que trascienda, con un estilo elevado, más allá de la facilona y ramplona literatura de masas que ha catapultado al éxito a su pareja. Este antihéroe incorporado por un excelso Javier Gutiérrez no dudará en crear conflictos y manipular los aconteceres que le rodean para convertirlos en material narrativo de primera, encarnando, de alguna manera, el reverso del fracasado protagonista de una de las cimas del cine español, Los peces rojos.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL AUTOR_Javier Gutiérrez y Antonio de la Torre

El tour de force de la película con el público plantea un más difícil todavía con el paso de las secuencias. ¿Hasta dónde será capaz de llegar Álvaro con tal de que la realidad se adapte a su soñada ficción? El profesor de escritura creativa que interpreta un Antonio de la Torre de Goya contribuye definitivamente a los delirios de grandeza de este aspirante a literato en un antológico monólogo en el que le conmina a buscar la inspiración en su propio día a día, llegando a afirmar que en caso de bloqueo utilice una tajante técnica atribuida a Hemingway que da lugar a un plano innecesariamente explícito que, al no aportar información esencial para el desarrollo de la trama, se podría haber rodado de otra manera manteniendo el efecto cómico. Única nimiedad achacable, junto con otro encuadre de similares características, al magnífico trabajo del responsable de Caníbal.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL AUTOR_Javier Gutiérrez al teclado

Cuenca, con la complicidad de su habitual director de fotografía Pau Esteve, articula una sátira guiñolesca en la que la caverna platónica sirve de modelo a unas hermosas composiciones que, más allá de su belleza estética, elevan la escritura en imágenes a lenguaje cinematográfico de primer nivel. La música de un debutante de 72 años, José Luis Perales, hace el resto.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL AUTOR_Javier Gutiérrez, María León y Antonio de la Torre

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  ©  La Zona Films, Icónica Producciones, La Loma Blanca P.C. Cortesía de Filmax. Reservados todos los derechos.

 

El autor

Dirección: Manuel Martín Cuenca

Guión: Manuel Martín Cuenca y Alejandro Hernández, basado en la novela El móvil de Javier Cercas

Intérpretes: Javier Gutiérrez, Adelfa Calvo, Antonio de la Torre

Fotografía: Pau Esteve Birba

Música: Pablo Perales y José Luis Perales

Duración: 112 min.

España, 2017

Anuncios

Historias que hacen que compartamos emociones – Crítica de “La librería” (2017)

Me dijo una vez: «cuando leemos una historia la habitamos; las cubiertas de los libros son como un techo y cuatro paredes: una casa». Lo que más le gustaba del mundo era el momento en que terminas una novela y el relato te sigue acompañando como el más vívido de los sueños. Y después de eso le gustaba dar largos paseos para aclarar su mente de todas las emociones que esa obra le había provocado.

La voz en off que abre esta película describe en términos literarios, de manera apasionada pero lúcida, la misma sensación que invade a un cinéfilo cuando, al encenderse las luces, permanece sentado en la sala contemplando los créditos finales y escuchando la banda sonora; reposando eso tan hermoso que acaba de presenciar. Un estado que puede prolongarse varias decenas de minutos o llegar a durar horas e incluso días, dependiendo de la intensidad con la que la cinta haya golpeado su alma inquieta.

null

Esa misma mañana, tras años confusos de lecturas, paseos y luto por la muerte de su marido, Florence Green se despertó sabiendo exactamente qué quería hacer. Abriría una librería en el pueblecito al que había ido a vivir.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_LA LIBRERÍA_La Librería

A través de una galería de pintorescos personajes, Isabel Coixet articula una narración con el coraje y el amor por la literatura en primer plano, pero también se hace eco de la mezquindad que, disimulada de falsa cortesía, aflora en determinadas pequeñas comunidades para rechazar y expulsar de las mismas a todo el/lo que viene de fuera.

null

El texto original de Penelope Fitzgerald, que la directora catalana ha adaptado, ubica la acción en la campiña inglesa, en 1959, casi quince años después de que terminase la segunda gran contienda mundial. A pesar de ello, según qué artimañas de la nobleza con influencias en los círculos políticos nos pueden resultar desagradablemente familiares. Las maniobras de la señora Gamart (impecable Patricia Clarkson) para que le sea expropiada la propiedad en la que Florence Green pretende abrir su tienda se encuentran a la altura de cualquier cacique local que hayamos podido conocer, con la salvedad de que ella lo hace desde la más exquisita educación, faltaría más.

null

Aunque las verdaderas joyas de la novela, del guión y del filme las encontramos en las almas gemelas que congenian con el espíritu valiente de la protagonista. La complicidad que obtiene de Christine, la ingeniosa Honor Kneafsy, la niña que, más allá de su desapego por los libros, se convierte en fiel escudera y ayudante. Y la amistad, el gusto compartido por la lectura y mucho más que eso, que surge de una intensa relación epistolar que el aparentemente huraño y misántropo señor Brundish mantiene con Florence gracias a los pedidos que realiza a su establecimiento. Aquí es donde la estupenda Emily Mortimer y un grande de la cinematografía británica como Bill Nighy consiguen estremecernos de manera sutil y elegante, trayéndonos a la memoria hermosos pasajes de La carta final que todavía pululan en nuestro recuerdo.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_LA LIBRERÍA_Bill Nighy

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  ©  A Contracorriente Films, Diagonal TV, Zephyr Films, ONE TWO Films, Green Films. Cortesía de A Contracorriente Films. Reservados todos los derechos.

 

La librería

Dirección y guión: Isabel Coixet, basado en la novela homónima de Penelope Fitzgerald

Intérpretes: Emily Mortimer, Patricia Clarkson, Bill Nighy

Música: Alfonso de Villalonga

Fotografía: Jean-Claude Larrieu

Montaje: Bernat Aragonés

Duración: 110 min.

España, Reino Unido, Alemania, 2017

Comelodrama – Crítica de “La gran enfermedad del amor (The big sick)” (2017)

«Kumail, si no quieres ser abogado, bien. Si prefieres hacer monólogos y avergonzarnos como familia, de acuerdo. Solo te pedimos una cosa, sé un buen musulmán y cásate con una chica pakistaní».

En toda comedia romántica que se precie (incluidas las independientes y triunfadoras en Sundance) el chico y la chica se conocen en un entorno singular y a través de diálogos ingeniosos se engatusan mutuamente sin saber cuál de los dos está cayendo en las redes del otro. Ella le ha llamado la atención interpelándole mientras declamaba sobre el escenario. Él se ha acercado a la barra del bar tras la actuación con la excusa de sermonearle. La atracción de opuestos entra en juego. «¿Cómo te llamas?». Ella coquetea sonriente. «Emily». Él garabatea algo en una servilleta. «Emily, éste es tu nombre en urdu». La curvilínea caligrafía en el idioma de su niñez aparece hermosa y llamativa. «¿Te ha funcionado esto alguna vez?».

Kumail Nanjiani as "Kumail" in THE BIG SICK. Photo by Nicole Rivelli.

Tras una velada viendo La noche de los muertos vivientes, ¿quién podría resistirse? Y de tener reticencias, una segunda cita con El abominable Dr. Phibes y Vincent Price como anfitrión acaban por convencer a la más escéptica.

12517.tif

El problema, la estricta pero divertida familia Nanjiani. Orgullosamente pakistaní, respetuosamente musulmana y profundamente amante de las tradiciones. La multitud de hermosas pretendientes y compatriotas que aparecen «por sorpresa» a la hora de cenar, con una foto y un escueto currículo, haciendo gala de su buen dominio del urdu, son la prueba viviente de que los padres de Kumail, en Chicago, en pleno siglo XXI, creen a pies juntillas en los matrimonios concertados. Habrá que ver si su vástago es capaz de explicarles que ya sale con alguien que no profesa el islam.

Zenobia Shroff as "Sharmeen" in THE BIG SICK. Photo by Nicole Rivelli.

El sello Apatow en la producción denota que vamos a encontrar más realidad de la habitual en el ABC de un género edulcorado per se. Este hecho, diferencial en lo positivo, conlleva el único aspecto negativo de la cinta. Tras una presentación ágil y brillante, genuinamente enmarcada en lo hilarante y lo amoroso, el paso al segundo acto, que dramatiza la trama, atasca esa fluidez y ralentiza la narración hasta el punto de requerir las tijeras del montador para atajar ese punto muerto y reducir, de paso, una duración que se extiende hasta las dos horas.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_LA GRAN ENFERMEDAD DEL AMOR (THE BIG SICK)_Zoe Kazan y Kumail Nanjiani en el sofá

Es el único pero achacable a un largometraje que sabe retomar la buena senda con la que echó a caminar y que habría que catalogar, inventando un nuevo palabro, como comelodrama: comedia romántica + melodrama. El cabeza de cartel y co autor de un notable guión con un marcado toque autobiográfico, Kumail Nanjiani, echa mano de la ironía para reírse de los tópicos relacionados con la religión musulmana, de las costumbres llevadas al límite e incluso del terrorismo islamista. No en vano interpreta a una versión de sí mismo. Su química con Zoe Kazan resulta innegable y la personalidad que ésta insufla a su Emily la dota de un carisma, un sentido del humor y una ternura que la hacen irresistiblemente atractiva.

168741.tif

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  ©  Apatow Productions, Filmnation Entertainment, Story Ink. Cortesía de Caramel Films. Reservados todos los derechos.

 

La gran enfermedad del amor (The big sick)

Dirección: Michael Showalter

Guión: Emily V. Gordon y Kumail Nanjiani

Intérpretes: Kumail Nanjiani, Zoe Kazan, Holly Hunter

Música: Michael Andrews

Fotografía: Brian Burgoyne

Montaje: Robert Nassau

Duración: 120 min.

Estados Unidos, 2017

El concepto de justicia – Crítica de “El tercer asesinato” (2017)

Dos hombres caminan por una estrecha vereda. Repentinamente uno de ellos acaba a golpes con la vida del otro. Rocía el cadáver con gasolina, enciende una cerilla y la arroja sobre el cuerpo provocando una intensa fogata que ilumina la noche.

Por primera vez Hirokazu Kore-eda, autor de obras maestras como De tal padre, tal hijo y con querencia por las historias intimistas y profundas, se adentra en las procelosas aguas del cine negro. Lo hace sin abandonar su sello personal, aportando su peculiar forma de relatar a un género habitualmente encorsetado por los arquetipos. Para corroborar que no nos encontramos ante un thriller al uso, el japonés nos muestra, nada más comenzar y sin ningún tipo de tapujo, el quién, y una vez liberada nuestra avidez por descubrir si este individuo es o no un asesino focaliza la atención en otra cuestión con mucha más enjundia: ¿por qué?

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL TERCER ASESINATO_El asesinato

Misumi, que así se llama el interfecto, es detenido y acusado de robo con homicidio. El tipo, que ya cumplió pena de cárcel por otro crimen hace treinta años, reconoce ser culpable, lo que probablemente signifique la pena de muerte. Su defensa recae sobre un letrado de reconocido prestigio, Shigemori, que a medida que ahonda en los entresijos del caso a través de los distintos testimonios empieza a dudar de la culpabilidad de su cliente.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL TERCER ASESINATO_En la encrucijada

Sin renunciar a su sempiterno sentido del humor, Kore-eda aborda en profundidad un asunto tan intrincado como lo que es justo o deja de serlo. “Todos navegamos en un barco llamado Justicia”, espeta uno de los personajes, dando por hecho que las instancias legales ya han decidido que Misumi es culpable. Y es esa certeza la que provoca que Shigemori se rebele. Persevera en la búsqueda de una verdad que, pese a las manifiestas evidencias, pueda esconder algo que exculpe al reo. Y en ese tortuoso descenso a los infiernos su fe en la ley y en el sistema jurídico comienza a tambalearse. Por primera vez aprecia como un teatrillo la pantomima que magistrados, fiscales y abogados defensores desarrollan en los tribunales mientras los afectados se encuentran a expensas de lo que estos orquesten.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL TERCER ASESINATO_Interrogatorio en la celda

La magnífica realización de Kore-eda nos muestra el gradual acercamiento de pareceres entre los dos protagonistas acortando los espacios que los separan en cada plano contraplano hasta fundirlos en el mismo encuadre, aportando con su caligrafía visual contenido a lo puramente estético. El nexo de unión, la relación padre-hija, tema recurrente en la filmografía del cineasta nipón, que aquí se llega a multiplicar hasta por tres, entrando en escena la primogénita del finado, cuya presencia tiene un importancia vital en el desarrollo de la trama.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL TERCER ASESINATO_La hija y la mujer del asesinado

Sin alcanzar el brillo de anteriores trabajos, el intríngulis del título, los guiños a clásicos como Perdición, la magnífica banda sonora de Ludovico Einaudi, con ese toque occidental tan del gusto del maestro tokiota, sus virtudes como narrador y la reflexión a la que nos somete, bien merecen dos horas de nuestra completa atención.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL TERCER ASESINATO_En el juicio ok

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  ©  Toho. Cortesía de Golem Distribución. Reservados todos los derechos.

 

El tercer asesinato

Dirección, guión y montaje: Hirokazu Kore-eda

Intérpretes: Masaharu Fukuyama, Kôji Yakusho, Suzu Hirose

Música: Lodovico Einaudi

Fotografía: Mikiya Takimoto

Duración: 124 min.

Japón, 2017

Cine Fórum,”El olivo”, Salón de Actos Castillo de Marcilla – sábado 28-10-2017 – moderado por Manu Zapata

El regreso a uno de los lugares donde te hacen sentir como en casa siempre es gratificante, y si es para disfrutar de una estupenda película como “El olivo” lo es por partida doble. Por eso, la gran afluencia de público al Salón de Actos del Castillo de Marcilla de ayer por la noche, pero, sobre todo, el trajín de pañuelos y respiraciones entrecortadas de los minutos finales de la proyección, le dejan a uno una agradable sensación de satisfacción. La culminación de todo que, tras el animado coloquio, todos hayamos podido compartir las inquietudes y los sentimientos que nos despertó el certero mensaje no exento de emoción de una película que, de forma transversal, aborda varias temáticas en distintos niveles y las integra en un guión brillante y emotivo.

Como siempre, mi sincero agradecimiento a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Marcilla, con Vicente Navarro al frente, a Merche Boneta, Técnica de Cultura del mismo,y a la bibliotecaria Gloria Perales sin los que esto no hubiese sido posible.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL OLIVO_Abuelo y nieta con el olivo en la lejanía

Fue todo un placer y una verdadera delicia desentramar entre todos los que allí nos dimos cita las claves de uno de los filmes más importantes que el cine español alumbró en 2016.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL OLIVO_La niña protagnista

Este largometraje de Icíar Bollaín, directora que con Flores de otro mundo y Te doy mis ojos dejó claro su interés por los temas sociales con la mujer como protagonista, y que gracias al guión de Paul Laverty, su pareja y también habitual de otro realizador comprometido con este tipo de argumentos en el Reino Unido como Ken Loach, desarrolla una historia basada en hechos reales, sacada de una noticia de un periódico, en la que se mezclan temáticas tan interesantes como el legado de las generaciones anteriores o la crisis económica y cómo afectó a las personas y a sus entornos. También se encuentran ahí presentes las relaciones familiares que de forma metafórica pueden aglutinar la respuesta que como sociedad hemos dado a esta crisis monetaria pero también crisis de valores.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL OLIVO_Anna Castillo, Javier Gutiérrez y Pep Ambrós

Al frente del reparto, Anna Castillo y Javier Gutiérrez, a los que podemos ver triunfando en televisión gracias a la serie Estoy vivo de la que son protagonistas. Les acompañan el debutante Pep Ambrós, brillante en su primer trabajo, y un actor no profesional, Manuel Cucala, que interpreta a Ramón, al abuelo, y que aporta esa verdad que requiere un personaje crucial.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL OLIVO_Alma y su abuelo con los esquejes

Javier Gutiérrez, un veterano totalmente consagrado, vuelve a hacernos disfrutar con su trabajo, pero la auténtica sorpresa de El Olivo es Anna Castillo, a la que habíamos visto como secundaria en Promoción Fantasma o en series de Televisión como Amar es para siempre, y que aquí explotó definitivamente. Tanto, que ganó el premio a la mejor actriz Revelación en la pasada edición de los Goya y en los galardones que cada año otorga el Círculo de Escritores Cinematográficos. La película además estuvo nominada al Goya al Mejor actor de Reparto, Javier Gutiérrez, al Mejor Guión Original, Paul Laverty, y a la Mejor Banda Sonora, Pascal Gaigne.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL OLIVO_Javier Gutiérrez y Anna Castillo

Icíar Bollaín desarrolla con un estilo sobrio, pero contundente, el magnífico texto que le ha brindado Paul Laverty. Más que ir a buscar la verdad deja que ocurra delante de su cámara, de modo que cada elemento va encontrando su encaje en la historia. Obtiene de sus intérpretes una química que rezuma naturalidad por los cuatro costados. El entrañable tío “Alcachofa” de Javier Gutiérrez, la franqueza del Rafa de Pep Ambrós, la impulsiva Alma de Anna Castillo y la dignidad insobornable del abuelo al que Manuel Cucala viste de la honestidad de un tipo que sabe lo que es el campo y las enseñanzas y el legado de sus mayores.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL OLIVO_La niña y su abuelo

El olivo como metáfora de lo que es uno mismo y no se puede vender ni comerciar con ello porque equivaldría a vender tu alma al diablo, a traicionarte a ti mismo. Y el precioso símil del injerto que representa el legado de nuestros mayores en forma de esa raíz a la que se le acopla la rama nueva, el espíritu innovador y el empuje de una juventud que necesita de esa savia sabia que nos dejan nuestras generaciones anteriores para seguir adelante y mejorar, aprendiendo de los errores de nuestro pasado. Y en torno a este tema principal, la crisis, la corrupción política y urbanística, el respeto a la naturaleza, a la vida, a lo que no es tuyo, la mentira, la lealtad, la traición, las relaciones padre-hija, tío-sobrina, pero sobre todo ese vínculo inquebrantable que se forma entre un abuelo y una nieta que se quieren como a nada en el mundo.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_EL OLIVO_Alma con su abuelo de mayor

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Ayuntamiento de Marcilla, Morena Films. Cortesía de EOne Spain. Reservados todos los derechos.

Las odiosas comparaciones – Crítica de “Handia” (2017)

Cuando uno entra a una sala de cine sin apenas referencias espera que le sorprendan. En el caso de que un trabajo previo le haya seducido aspira a ser subyugado, lo que supone un hándicap para la película en cuestión que no tenía la anterior. Handia, por suerte para Moriarti Produkzioak, sus creadores, nació con una gran expectación por parte de los muchos que amamos la maravillosa Loreak, con la importancia que eso supone de cara a la siempre competitiva taquilla y a la permanencia en cartelera. Aunque la otra cara de la moneda, la de la expectativa, situaba a gran altura el inevitable listón a superar.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_HANDIA_ante los médicos

Con esa única premisa, que no supone poco bagaje para alguien acostumbrado a abordar un largometraje sin un ápice de información, los primeros veinte minutos resultan netamente esperanzadores amén de espectaculares. Los rótulos iniciales anunciando un contexto histórico, la primera mitad del siglo XIX, que abrigaba notables cambios en el mundo tal como se conocía; desde los producidos en el ámbito científico y cultural como los derivados de la mutante geopolítica, con el fin del antiguo régimen y la revolución francesa todavía coleando, las Guerras Napoleónicas en España y posteriormente la abolición de la Ley Sálica y las Guerras Carlistas que se recrudecieron y afectaron a la familia protagonista.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_HANDIA_Eneko Sagardoy y sus hermanas

Una cuidada factura a partir de la magnífica fotografía, el tratamiento realista del sonido, que resulta atronador, y del montaje, especialmente en la secuencia de la batalla entre carlistas e isabelinos que recuerda por momentos a Braveheart o Salvar al soldado Ryan, nos hacen una promesa que, muy a nuestro pesar, queda en un deslumbrante prólogo que se va desvaneciendo a medida que la trama se va centrando en lo que realmente venía a contarnos. Un concepto interesante pero al que no se ha sabido hincar el diente para hacerlo resultar lo suficientemente atractivo como para mantenernos asidos por la pechera del mismo modo que el brillante arranque nos había atrapado.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_HANDIA_Eneko Sagardoy

En su partida de nacimiento se puede leer Migel Joakin Eleizegi Arteaga. Vino al mundo en un pueblecito guipuzcoano, Altzo, en 1818. A los 20 años desarrolló acromegalia, una enfermedad causada por una secreción excesiva de la hormona del crecimiento que le hizo alcanzar los 2,27 metros. El conocido como gigante de Altzo fue un personaje muy popular en su tiempo siendo recibido en todas las cortes europeas.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_HANDIA_Joseba Usabiaga entre los dos gigantes

Las vivencias de este tipo singular junto a su hermano mayor, además de sus tirantes relaciones paternofiliales, contaban, a priori, con gancho e interés como para haber resultado estimulantes a la audiencia. Finalmente las intenciones han quedado en mero deseo debido, entre otros factores, a un problema de inexpresividad en el caso de Joseba Usabiaga, el intérprete del primogénito sobre el que recae el peso de la cinta, que aparta cualquier hálito de empatía que podamos sentir hacia su personaje, y a un guión que ralentiza y prolonga en exceso una narración lineal que adolece de la concisión y la exquisita complejidad que nos ofrecía la fantástica Loreak.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_HANDIA_Ramón Agirre y Joseba Usabiaga

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Irusoin, Kowalski Films, Moriarti Produkzioak. Cortesía de A Contracorriente Films. Reservados todos los derechos.

 

Handia

Dirección: Aitor Arregi y Jon Garaño

Guión: Aitor Arregi, Jon Garaño, José Mari Goenaga y Andoni de Carlos

Intérpretes: Joseba Usabiaga, Eneko Sagardoy, Ramón Agirre

Música: Pascal Gaigne

Fotografía: Javier Agirre

Duración: 114 min.

España, 2017

Cine fórum “El Olivo”, con Manu Zapata – sábado 28 de octubre – 19h. – Salón de Actos Castillo de Marcilla

El próximo 28 de octubre a las 19 horas estaremos, de nuevo, en el incomparable marco del Salón de Actos del Castillo de Marcilla, gracias a la organización de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento y a la colaboración de la Biblioteca Pública, para moderar un cine fórum en torno a la película El olivo dirigida por Icíar Bollaín.

Esperamos vuestra presencia y vuestra participación para compartir las reflexiones que, a buen seguro, nos va a dejar un filme tan interesante.

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Ayuntamiento de Marcilla, Morena Films. Reservados todos los derechos.

Una mujer fantástica – Crítica de “Una mujer fantástica” (2017)

Marina camina por la acera. El fuerte viento arrastra hojas caídas que golpean su cara mientras a duras penas logra avanzar un metro. La imagen a cámara lenta realza la sensación de esfuerzo, de lucha, de superación de las adversidades. Completamente inclinada, el vendaval no le deja progresar. Se cimbrea hacia adelante recordando a Michael Jackson en un intento de dar un paso más. Atravesando el plano por completo, exhausta pero firme, llega al otro lado.

Sebastián Lelio ya no nos resulta un desconocido. El espíritu libre de Gloria, que en plena madurez enfrenta lo que le trae la vida sin miedo alguno, anotó este nombre en la lista de cineastas a seguir. Y hete aquí que de nuevo ha sabido seducirnos con la historia de otra mujer indómita que lucha por su libertad y sus derechos en el Santiago de Chile de 2017, en pleno siglo XXI.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_UNA MUJER FANTÁSTICA_Daniela Vega, contra viento y marea

La comedia amable, a pesar de ciertos posos de amargura, pasa ahora a convertirse en un drama de tomo y lomo que no pierde el sentido del humor y la ironía, imprescindible mecanismo de defensa de Marina ante los duros embates que la complicada realidad le propina donde más le duele.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_UNA MUJER FANTÁSTICA_Francisco Reyes

Acaba de perder a su pareja debido a una dolencia cardiaca, pero en el hospital y en la policía la acosan y acusan porque su enamorado ingresó con varios golpes en la cabeza y en el cuerpo producidos por una caída accidental. La familia del finado, que veía con malos ojos la relación, intenta impedir que haga acto de presencia en el funeral, llegando al punto de echarla del apartamento que compartía con su gran amor y dejándola en la calle sin ningún miramiento.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_UNA MUJER FANTÁSTICA_Daniela Vega, asustada

A todas esas condenas a las que se vio sometida por parte de médicos, funcionarios públicos y allegados de su novio fallecido hemos de añadir una más, la del trato vejatorio que, a pesar de su dolor, ha sufrido por llevar a Marina dentro cuando en su partida de nacimiento y en su documento de identidad todavía pone Daniel.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_UNA MUJER FANTÁSTICA_Daniela Vega y Francisco Reyes

A pesar de todo, Marina resiste con una mezcla de la resiliencia y rebeldía que Daniela Vega, magnífica, le ha insuflado, con la inestimable colaboración de su director, convirtiéndose en esa mujer fantástica que reza el título y transmitiéndolo a un patio de butacas que no duda en ponerse a su lado. Lelio traslada al espectador de manera hermosa esos momentos de zozobra, de duda acerca de su identidad, en los que la protagonista se ve reflejada en sendos espejos. Uno aparece por la calle, el otro, mucho más importante, encierra su cara en un pequeño círculo que ella misma sostiene sobre su pubis.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_UNA MUJER FANTÁSTICA_Daniela Vega

La totalmente merecida Mención Especial del Jurado Ecuménico del Festival de Berlín reafirma esta conmovedora historia de una mujer transgénero que, superando el ostracismo social y la humillación personal, continúa peleando por sus derechos manteniendo su dignidad, rehusando ser identificada únicamente por su sexo y persiguiendo la libertad para vivir desarrollando su pleno potencial.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_UNA MUJER FANTÁSTICA_Daniela Vega, discoteca

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Participant Media, Fabula, Septembro Films. Cortesía de BTeam Pictures. Reservados todos los derechos.

 

Una mujer fantástica

Dirección: Sebastián Lelio

Guión: Sebastián Lelio y Gonzalo Maza

Intérpretes: Daniela Vega, Francisco Reyes, Luis Gnecco

Música: Matthew Herbert

Fotografía: Benjamín Echazarreta

Duración: 104 min.

Chile, Alemania, España, Estados Unidos, 2017 

Innecesaria secuela – Crítica de “Blade Runner 2049” (2017)

¿No tendrás por ahí un trozo de queso? K se queda paralizado mientras esa voz todavía sin dueño brota de la penumbra que le circunda. Muchas han sido las noches que he soñado con queso. El guión ha escogido una cita de La isla del tesoro para introducir a Rick Deckard, el blade runner que treinta años atrás se dedicaba a “retirar” replicantes, robots con apariencia cuasi humana supuestamente incapaces de desarrollar sentimientos como la empatía. El cometido de K, un joven caza recompensas, es el de dar con su colega desaparecido desde hace tres décadas.

Esta entrada en escena de Harrison Ford, que retoma su papel del clásico de 1982, no se produce hasta el tercer acto, pasados cien minutos de las casi tres horas de metraje. A esas alturas el pico de interés que puede suscitar su esperada presencia no resulta lo suficientemente potente para avivar un desarrollo que poco a poco había ido sumiéndose en el más absoluto tedio.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_BLADE RUNNER 2049_Harrison Ford y Ryan Gosling

Ni siquiera los guiños trufados en el subtexto del libreto sirven para levantar el ánimo de la audiencia: la referencia en ese diálogo al título de la novela corta primigenia de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? al que secuencias antes se aludía a través de un óvido hecho de origami; el paralelismo entre las figuritas de animales de madera que realizan la función de las fabricadas mediante papiroflexia en el filme original; la denominación de replicante, K, y la humana, Joe, del personaje que interpreta Ryan Gosling que homenajean al segundo nombre del escritor de ciencia ficción y se utilizan para equiparar la situación del asesino a sueldo al protagonista de El proceso de Kafka. Minucias todas que en esta tesitura no resuelven un problema estructural.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_BLADE RUNNER 2049_Plano general

Denis Villeneuve no defrauda en los apartados técnicos. La cuidada imagen, con sus habituales juegos de luces y sombras que potencian el tenebrismo, y el uso de la música conjugado con los efectos de sonido, del que tanto partido ha sacado en su producción anterior, vuelven a epatar. Lo que tira por tierra cualquier atisbo de enderezar este árbol torcido son dos factores que, en el pasado, el realizador canadiense ha demostrado dominar con maestría; el contenido, con un desarrollo que en esta ocasión resulta manifiestamente previsible, y el ritmo, que hunde el largometraje debido a la prolongada duración de su segmento central disipando la atención de manera irremediable. Prisioneros, Sicario y la espectacular La llegada se encuentran a años luz de esta insípida continuación.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_BLADE RUNNER 2049_Ryan Gosling

Como Warner Bros. en su día cercenó una obra maestra imponiendo a su creador una estúpida voz en off y un final feliz para satisfacer a un público que en los pases de prueba había calificado la película como ininteligible y deprimente, ahora Ridley Scott, en su papel de productor ejecutivo, ha repetido la triste historia, ensuciando el legado de una cinta que tras siete montajes ya es historia viva del cine, llevando adelante el proyecto de esta innecesaria secuela que se perderá en el tiempo como lágrimas en la lluvia.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_BLADE RUNNER 2049_Ryan Gosling de espaldas

 

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Alcon Entertainment, Scott Free Pictures, Columbia Pictures, Warner Bros. Cortesía de Sony Pictures Entertainment. Reservados todos los derechos.

 

Blade runner 2049

Dirección: Denis Villeneuve

Guión: Hampton Francher y Michael Green, basados en personajes de la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick

Intérpretes: Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas

Música: Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch

Fotografía: Roger Deakins

Montaje: Joe Walker

Duración: 163 min.

Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, 2017

Radiografía de la clase política – Crítica de “La cordillera” (2017)

Hernán Blanco apenas lleva unos meses en la Casa Rosada. Surgió prácticamente de la nada. Pasó de ser un alcalde de provincias a Presidente de la nación más importante del Cono Sur. Y ahora que se enfrenta a un escándalo de financiación ilegal destapado por su ex yerno y afronta una crucial cumbre de jefes de estado de Sudamérica, la prensa patria se ceba con su bisoñez ante la imponente figura del Premier brasileño.

Él, el hombre del pueblo, cuyos eslóganes vendían transparencia por los cuatro costados. Blanco, un tipo como vos. Ni dinero negro, ni pasado oscuro: Blanco. No hay números rojos para Blanco. No votes en blanco, vota a Blanco. Argentina, en celeste y Blanco. Ese mismo es el que ahora pide a sus colaboradores que no respondan al despiadado ataque mediático de ninguna de las maneras. Sigue pareciendo el fulano honesto que llegó a lo más alto, pero la frase con la que remata la orden pone en preaviso al espectador. Que nadie le conteste, ni siquiera nuestros periodistas.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_LA CORDILLERA_Darín Presidente

Cuando uno escucha esto a los veinte minutos de película prevé una carretera con tantas curvas como las que llevan al resort de los Andes donde se celebra el encuentro. Ese tortuoso camino deja marcado un subtexto nada complaciente con la clase política ni, de paso, con el gremio de la información. ¿Nuestros periodistas? Ecos no muy lejanos barruntan una historia tristemente universal al tiempo que añaden una pátina de interés al filme desde el momento en que hacen surgir motas de polvo en el impoluto expediente del protagonista. Esa inquietante ambigüedad con la que el guión dota al personaje y el empaque que Ricardo Darín le confiere incrementan el atractivo de un trabajo que quiere ahondar en una cuestión recurrente: ¿es posible hacer política y detentar el poder sin ceder a los cantos de sirena de los intereses creados que pululan alrededor?

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_LA CORDILLERA_Cumbre de Presidentes en los Andes

Teniendo un material tan potente para realizar un thriller político que funcionase como un ensayo sobre la integridad, aunque no se haya querido personalizar en mandatarios actuales (más allá de algún guiño), resulta contraproducente la importancia que se le concede a la parte del argumento que se desvía hacia lo psicológico. Esa forma de hacer convivir ambos géneros vestidos de suspense, como si a El Premio de Mark Robson le hubiesen implantado momentos de la hitchcockiana Recuerda, hubiese funcionado de haber ofrecido algún tipo de salida a esta subtrama que el libreto deja inconclusa.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_LA CORDILLERA_Ricardo Darín y dolores Fonzi

A pesar de todo, la presencia de ciertos paralelismos con turbias prácticas tristemente habituales en las altas instancias del país queda patente en la confrontación entre los problemas personales del gerifalte y el reto que se abre frente a él y que podría afianzar su carrera. En el otro lado, lo que más podría dañar la credibilidad de la cinta, por mucho que tenga al frente del elenco al, probablemente, mejor actor sobre la faz de la tierra, es que el señor Presidente hace gala de un perfecto dominio del inglés.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_LA CORDILLERA_Ricardo Darín y Erica Rivas

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Kramer & Sigman Films, Mod Producciones, Movistar+. Cortesía de Warner Bros. Pictures. Reservados todos los derechos.

 

 

La cordillera

Dirección: Santiago Mitre

Guión: Mariano Llinás y Santiago Mitre

Intérpretes: Ricardo Darín, Dolores Fonzi, Erica Rivas

Música: Alberto Iglesias

Fotografía: Javier Julia

Montaje: Nicolás Goldbart

Duración: 114 min.

Argentina, Francia, España, 2017

 

A %d blogueros les gusta esto: