Skip to content

Las mujeres palestinas en su propia voz – Crítica de “Bar Bahar – Entre dos mundos” (2016)

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_bar-bahar-entre-dos-mundos_cartel

Un premio destaca con un brillo especial en el palmarés paralelo del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. El TVE Otra Mirada reconoce el cine que tratando temas cercanos al mundo femenino muestra una especial sensibilidad abordando desde el punto de vista de la mujer las preocupaciones y necesidades que le atañen. El filme premiado posee cualidades que le hacen destacar más allá de los valores puramente cinematográficos, aunque en la mayoría de las ocasiones unas y otros forman parte del mismo lote. Al selecto club formado por, entre otras, la argentina Paulina, la iraní Nader y Simin. Una separación o la estadounidense Precious este año se une la ópera prima de la directora y guionista Maysaloun Hamoud, húngara de nacimiento pero con orígenes palestino-israelíes, Bar Bahar.

Salma, Laila y Nour comparten piso en Tel Aviv. Han preferido la vida en libertad que les permite la ciudad a las férreas costumbres que todavía se siguen en sus lugares de procedencia. Cada una busca el amor de manera diferente, según su propia personalidad o sus creencias religiosas, pero como jóvenes palestinas pronto advertirán que una relación escogida por ellas no es algo fácil de lograr.

 manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_bar-bahar-entre-dos-mundos_las-tres-protagonistas

Lo que convierte este trabajo en algo rompedor, singular y necesario es que abre camino. Por primera vez la vicisitud de ser mujer y palestina se ve plasmada en la gran pantalla. Y lo hace a través de un retrato de muy amplio espectro que refleja las distintas sensibilidades, modos de pensar, de vivir, de afrontar la religión, de vestir, de hablar, de bailar o de no hacerlo de una nueva generación que anhela poder ser independiente y disponer de su propia vida según decida. Aunque se tiene que dar continuamente de bruces contra la todavía triste realidad. La variopinta Tel Aviv no es Europa y sus familias, que se encuentran en entornos rurales no muy lejanos, mantienen mentalidades que parecen congeladas en el tiempo desde siglos atrás.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_bar-bahar-entre-dos-mundos_viajando-a-su-pueblo

La realizadora puede pecar de esquemática al escoger a tres protagonistas que recojan rasgos muy identificativos de tipologías concretas de joven árabe. Cada una representa un segmento de población aunque todas aspiran a dejar atrás las costumbres enquistadas en sus pueblos para mirar hacia esa modernidad que les ofrece la (aparentemente) cosmopolita urbe. Pero acierta al reflejar que por encima de sus diferencias culturales y religiosas se encuentra la unión, la solidaridad femenina ante las distintas formas de ese machismo disfrazado de tradición que les golpea de diversas maneras.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_bar-bahar-entre-dos-mundos_una-de-ellas

Resulta tan interesante e impactante escuchar a las mujeres palestinas en su propia voz que el hecho, lógico, de que en una primera película el tirón inicial se atenúe mediado el metraje no reviste apenas importancia. El pulso de la cineasta sabe aguantar el envite y culminar de manera precisa con un elocuente plano de las tres protagonistas que suscita en la platea el interrogante al que ellas mismas se enfrentan con la mirada puesta en el futuro.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_bar-bahar-entre-dos-mundos_las-tres-al-final-de-la-pelicula

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © BMG, En Compagnie Des Lamas. Cortesía de Golem Distribución.  Reservados todos los derechos.

 

Bar Bahar (In Between) 

Dirección y guión: Maysaloun Hamoud

Intérpretes: Mouna Hawa, Sana Jammelieh, Shaden Kanboura

Fotografía: Itay Gross

Música: MG Saad

Duración: 102 min.

Israel, Francia, 2016

El contundente poder de la comunicación – crítica de “La llegada” (2016)

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_la-llegada_cartel

Si esta película se hubiese estrenado en los años 60, durante la época más cruenta de la Guerra Fría, se la habría catalogado como una oda al entendimiento entre los dos bloques por encima de recelos y armas. Hoy en día resulta un alegato universal al acercamiento entre individuos de diferentes culturas, distintas sensibilidades e idiomas, más allá de cualquier tipo de prejuicio o idea preconcebida sobre el otro y con la palabra, el gesto, el acto de comunicación como vínculo en contraste con la fuerza bruta que levanta barreras infranqueables.

Si esta temática no resulta precisamente original, ¿qué es lo que hace especial a este filme? El contexto en el que se desarrolla y, sobre todo, la articulación de una estructura narrativa acorde a la abstracción del concepto que plantea un guión que a su vez es capaz, de forma didáctica e inteligente, de habilitar mecanismos que ayudan a transmitir una concepción del pensamiento, de la memoria y de la propia existencia que trasciende la linealidad a la que estamos habituados. Todo ello en un tono pausado, que no lento, reflexivo y filosófico.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_la-llegada_amy-adams

Una experimentada lingüista es reclutada por el ejercito estadounidense con la misión de ejercer de traductora en un entorno un tanto singular. La llegada que anuncia el título se refiere a varias naves nodriza de procedencia extraterrestre que aterrizan en lugares de los cinco continentes con las que la humanidad pretende una primera toma de contacto. El objetivo, averiguar sus planes respecto al planeta azul.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_la-llegada_jeremy-renner

Denis Villeneuve, único a la hora de crear atmósferas inquietantes a través de la utilización dramática tanto de la imagen como del sonido y de la música, tras cuatro trabajos tan diferentes entre sí como sobresalientes en su concepción, alcanza su cénit creativo con este fascinante relato revestido de ingenio que el canadiense narra con ese exquisito tempo marca de la casa que permite la tranquila degustación de lo presentado sin caer en lo monotonía de lo moroso.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_la-llegada_amy-adams-human

La minuciosidad del libreto de Eric Heisserer trufa la trama de pequeños detalles vinculados entre sí y relacionados con el elemento vertebral de la misma que enriquecen el resultado final. Sirva como ejemplo la utilización del nombre de la hija de la intérprete, Hannah, cuya construcción en forma de palíndromo funciona como metáfora de esta singular manera de concebir y ordenar una historia.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_la-llegada_amy-adams-y-jeremy-renner

El peso y la trascendencia del mensaje, la profunda huella que queda en el espectador y la abrumadora contundencia con la que avasalla pone el punto de mira en el conjunto, engrandecido por unas partes absolutamente brillantes (reparto, fotografía, banda sonora) engullidas por un todo capaz de trasladar a la audiencia al paroxismo de la empatía hasta el punto de colocarse en el lugar del otro de tal manera que termina pensando como él, de la misma forma que Villeneuve hace con su protagonista, para desentrañar la compleja tela de araña urdida por un cineasta en estado de flagrante inspiración.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_la-llegada_en-la-nave

 

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © 21 Laps Entertainment, FilmNation Entertainment, Lava Bear Films, Xenolinguistics. Cortesía de Sony Pictures International.  Reservados todos los derechos.

 

La llegada 

Dirección: Denis Villeneuve

Guión: Eric Heisserer a partir del relato corto Story of your life de Ted Chiang

Intérpretes: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker

Música: Jóhann Jóhannsson

Fotografía: Bradford Young

Duración: 116 min.

Estados Unidos, 2016

“La reconquista” – Presentación y coloquio con Jonás Trueba e Itsaso Arana en el Centro Cultural Tafalla Kulturgunea

Ayer jueves 24 de noviembre vivimos una jornada inusualmente cinematográfica en la ilustre ciudad de Tafalla. Este que escribe, Manu Zapata, tuvo el honor de moderar un interesante coloquio en el que pudimos preguntar a discreción al director, Jonás Trueba, y a la actriz protagonista, Itsaso Arana, acerca de las claves de su último trabajo, La reconquista, proyectada con éxito en el pasado Festival de San Sebastián y que ya ha recorrido la geografía española y la de parte del extranjero.

dav

Jonás Trueba e Itsaso Arana, director y protagonista, y Manu Zapata, moderador del coloquio

Trueba tuvo la deferencia de aplazar un viaje a Buenos Aires, perteneciente a la gira de promoción de su filme, para desplazarse a la ciudad del Cidacos para acompañar a la actriz tafallesa Itsaso Arana en la presentación y posterior coloquio en torno a su película.

Disfrutamos en un ambiente distendido desgranando los entresijos de una obra distinta, narrada de una forma y con un tempo muy especial, que despertó distintas inquietudes en el público de Tafalla. Contada al alimón entre director e intérpretes, narra el reencuentro a los 30 años de Manuela y Olmo, que rememoran su historia de amor a los quince y se preguntan qué queda ahora en ellos de aquellos dos adolescentes que se enfrentaban a la vida con las ideas tan claras.

Resultó un auténtico lujo contar con Jonás Trueba e Itsaso Arana, que fue profeta en su tierra, y haber ejercido de anfitrión y curioso y preguntón cinéfilo al mismo tiempo. Gracias a su amabilidad y predisposición, nada quedó sin contestar.

Copyright del artículo e imagen © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Profeta en su tierra – Crítica de “El ciudadano ilustre” (2016)

null

Música triste. Un hombre sentado. La cabeza gacha. La cara oculta tras una mano. Todo remite a un infausto acontecimiento. En cierto modo lo es para el interesado. Estocolmo. Ceremonia de entrega del Premio Nobel de Literatura. Al igual que Bob Dylan, él tampoco querría estar allí. Daniel Mantovani lo acepta a regañadientes, en un discurso irónico en el que agradece a la Academia Sueca que le indique de aquella forma el ocaso de su carrera. No obstante su lúcida disertación en torno a la naturaleza de la creación literaria, de la necesidad del artista de cuestionarse la realidad, que trasciende al tono socarrón de esta perturbadora secuencia inicial, se dosificará en pildoritas a lo largo de los acontecimientos que van a derivarse de este original prólogo.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_el-ciudadano-ilustre_oscar-martinez-nobel

Cinco años más tarde, recluido en su casa de Barcelona, decide aceptar la propuesta de su pequeña localidad natal, Salas, a 734 kilómetros de Buenos Aires, de nombrarle Ciudadano Ilustre (algo así como Hijo Predilecto). Sólo hice una cosa en mi vida, largarme de ese lugar -reza la voz en off que narra el relato- mis personajes no pudieron salir y yo no pude volver. De eso hace ya casi cuarenta años y ahora regresa para recibir el agradecimiento de sus conciudadanos por haber llevado el nombre de su pueblo a cada rincón del planeta.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_el-ciudadano-ilustre_nora-navas-y-oscar-martinez

El jugoso planteamiento va a enfrentar al literato descreído, de vuelta de todo y hastiado de su propia existencia, con los fantasmas de su pasado. La novia que dejó atrás, los amigos de entonces, conocidos, admiradores, detractores e incluso alguna que otra groupie. Gente de la que le separa mucho más que esas cuatro décadas. Se ve como el pianista que regresa a casa en Beautiful girls, como un astronauta en un planeta inhóspito con una atmósfera prácticamente irrespirable. Ya no tiene nada que ver con todo aquello.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_el-ciudadano-ilustre_oscar-martinez-medalla

La galería de personajes que presenta el ingenioso texto de Andrés Duprat compone una fauna impagable que parece sacada de una película de Berlanga pasada por el tamiz de la causticidad de la comedia negra argentina. Gastón Duprat y Mariano Cohn, directores, no rehúyen las situaciones incómodas que puedan violentar al espectador. Salen a su encuentro como lo hicieron en su anterior trabajo, El hombre de al lado, solo que con mayores dosis de mala uva y de forma mucho más sólida y contundente. Jugando con la metáfora, sin temor a rayar lo escatológico, para plasmar la curiosa concepción que este autor tiene de su propia obra.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_el-ciudadano-ilustre_dady-brieva

Quien da vida al ínclito escritor, y sostiene esta cinta sobre sus espaldas, no es otro que Óscar Martínez, al que descubrimos en Relatos salvajes y admiramos como el despreciable comisario de Capitán Kóblic. Compone a un tipo que siempre ha vivido a su manera, que dice lo que piensa a pesar de que el contacto con sus raíces le pueda llegar a reblandecer. Aquel fulano que no soporta a pusilánimes que aceptan lo establecido y no son capaces de rebelarse ante flagrantes injusticias.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_el-ciudadano-ilustre_oscar-martinez-dady-brieva-y-andrea-frigerio

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Arco Libre, Televisión Abierta, A Contracorriente Films, Magma Cine. Cortesía deA Contracorriente Films Reservados todos los derechos.

 

El ciudadano ilustre 

Dirección: Gastón Duprat y Mariano Cohn

Guión: Andrés Duprat

Intérpretes: Óscar Martínez, Dady Brieva, Andrea Frigerio

Música: Toni M. Mir

Fotografía: Mariano Cohn

Duración: 118 min.

Argentina, España, 2016

Crítica de “100 metros” (2016)

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_100-metros_cartel

Este que escribe se familiarizó con el término mielina en 1992, después de disfrutar sufriendo con la fantástica El aceite de la vida. Al pobre Lorenzo Odone la adrenoleucodistrofia le producía la desaparición de esta sustancia que facilita la conexión entre las fibras nerviosas y el cerebro. El vocablo reaparece ahora para hablar de otra terrible enfermedad: la esclerosis múltiple. Al protagonista de 100 metros el primer brote le sorprendió tardíamente, a los 35 (suele afectar a jóvenes de entre 20 y 30 años). La caprichosa manera en que se desarrolla en cada enfermo resulta desconcertante. Puede mantenerse latente con un tratamiento que funcione, aunque del mismo modo que se aletarga es capaz de resurgir en cualquier momento.

Este filme no versa sobre la cruel dolencia o acerca de quienes la padecen. Esta historia (real) trata de un hombre al que le dijeron que no podía. A Ramón Aragón le espetaron que en un año no sería capaz de recorrer ni siquiera 100 metros, pero a él se le metió entre ceja y ceja que su reto se encontraba mucho más allá de ese escaso hectómetro. Lo que iba a intentar se encuentra fuera del alcance de muchas personas completamente sanas, terminar un Ironman: 3,86 kilómetros a nado, 180 en bicicleta y 42,2 de carrera a pie.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_100-metros_dani-rovira-y-alexandra-jimenez

Marcel Barrena, en su primer largometraje de ficción, acierta de pleno al hacer descansar su obra sobre tres pilares fundamentales que equilibran la narración sin que el peso de alguno de ellos la haga tambalearse como una banqueta coja. Tres personajes, cada uno con su importancia en la trama, aportando su punto de vista y un balance entre comedia y drama muy medido que deja lugar a la emotividad sincera lejos del nunca deseado artificio edulcorado.

Dani Rovira y Karra Elejalde  en una imagen de la pelicula  100 metros  ICULT

El enfermo, su mujer y su suegro. Dani Rovira, Alexandra Jiménez y Karra Elejalde. Cómicos escogidos para interpretar este melodrama con un talento capaz de tocar cualquiera de los registros del arcoíris emocional sin desafinar una sola nota. Elejalde vuelve a desplegar esa mezcla de socarronería y ternura que abre en canal al tipo de carne y hueso que se esconde tras un papel maravillosamente escrito. Jiménez pide un Goya a gritos. La versatilidad de esta mujer, que a lo largo del filme es capaz de hacernos reír, sufrir y llorar gracias a su pasmosa naturalidad, nos deja sin adjetivos.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_100-metros_alexandra-jimenez-y-dani-rovira

En el caso de Rovira hay que quitarse el sombrero. Nos ha convencido de que dentro lleva algo más que un monologuista que hace películas. Sobre su cabeza, la espada de Damocles de la credibilidad de este guión basado en hechos reales. De su desempeño dependía que la cinta naufragase o, por el contrario, mantuviese rumbo firme. Dani Rovira sale doctorado en interpretación de un trabajo que ha conseguido conmovernos gracias a una solidez narrativa que no cede al sentimentalismo de postal y que muestra la superación de un tipo luchador, inasequible al desaliento, reflejando su odisea en una prueba realmente inhumana.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_100-metros_dani-rovira

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Catelao Pictures, Filmax, MGN Filmes, MOvistar +. Cortesía de Filmax.  Reservados todos los derechos.

 

100 metros 

Dirección y guión: Marcel Barrena

Intérpretes: Dani Rovira, Alexandra Jiménez y Karra Elejalde

Fotografía: Xavi Giménez

Montaje: Nacho Ruiz Capillas

Duración: 100 min.

España, 2016

Crítica de “Yo, Daniel Blake” (2016)

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_yo-daniel-blake_cartel-espan%cc%83ol

Una década después de la peor recesión del siglo XX Frank Capra ideó una parábola que hablaba de la crisis de valores de una sociedad que había dejado de lado a los más vulnerables, a millones de estadounidenses que tras perder sus trabajos se encontraban sumidos en la necesidad más absoluta. Corría 1941 pero la actualidad del planteamiento nos remite a antes de ayer. Un gran empresario compra un periódico y despide a la mitad de la plantilla. Una de las desafortunadas redactoras, enfurecida, inventa una carta al director en la que un indignado ciudadano admite que después de cuatro años en paro, debido a la inacción de la administración y harto de la falta de escrúpulos de los políticos y de los derroteros que está tomando el país, está dispuesto a arrojarse, como protesta, desde la azotea del ayuntamiento. Firma como Juan Nadie. Nombre que representa a la inmensidad de ciudadanos anónimos arrastrados por la ola de desesperación que trajo tras de sí el crack del 29.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_yo-daniel-blake_dave-johns-daniel-blake

Nada más moderno que un clásico que emparenta directamente con otro tipo enormemente cabreado por los mismos motivos, solo que setenta y tantos años más tarde. Un hombre al que tanto el sistema de desempleo como el de salud británicos embarcan por sus kafkianos recovecos para no reconocer y remunerar debidamente la minusvalía que le ha sacado del mercado laboral. Otro fulano que responde al nombre de Daniel Blake pero que perfectamente podría llamarse Juan Nadie y en el que millones de espectadores de diferentes países se ven reflejados hasta el punto de reconocer su contexto social, político y económico como algo dolorosamente cercano.

 manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_yo-daniel-blake_dave-johns-y-hayley-squires

En los 90 Ken Loach acuñó un género propio, el cine social de protesta. Con títulos como Lloviendo piedras o Mi nombre es Joe denunciaba la precaria situación de los más golpeados por las políticas económicas de los gobiernos conservadores en el Reino Unido. Este texto de Paul Laverty le permite regresar por la puerta grande al terreno por el que mejor se mueve. El guionista encadena dos trabajos que desmenuzan las vergüenzas de una sociedad enferma y que parecen afectar a todo el mundo por igual. En El olivo hablaba de España, pero por extensión también de las grandes multinacionales. Este trabajo, sin renunciar al sentido del humor, desarrolla una historia, por desgracia, universal.

 manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_yo-daniel-blake_dave-johns-hayley-squires-y-los-nin%cc%83os

La obra de Loach no ha rezumado tanta verdad como en los momentos en que se ha acercado a las clases trabajadoras. Con esa habilidad característica para escoger intérpretes desconocidos que imprimen una pátina de realidad a lo que sucede en pantalla, nos presenta a un Dave Johns en cuya mirada reconocemos al vecino de al lado. A ese viudo desesperado pero con buen corazón que, al igual que otros personajes de la película, es capaz de empatizar con el sufrimiento de quienes le rodean y, a pesar de las propias estrecheces, echar una mano para aliviar su sufrimiento al más puro estilo capriano sin que la credibilidad del relato se resienta.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_yo-daniel-blake_dave-johns

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Les Films de Fleuve, Sixteen Films, Why Not Productions, Wild Bunch. Cortesía de Caramel Films.  Reservados todos los derechos.

 

Yo, Daniel Blake 

Dirección: Ken Loach

Guión: Paul Laverty

Intérpretes: Dave Johns, Hayley Squires, Sharon Percy

Música: George Fenton

Duración: 100 min.

Reino Unido, Francia, Bélgica, 2016

Crítica de “Cuando tienes 17 años” (2016)

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_cuando-tienes-17-an%cc%83os_cartel

Para el grupo de críticos de Cahiers du Cinéma que sucedió a los Truffaut, Godard y compañía pasando del análisis a la acción, la alargada sombra de la Nouvelle Vague resultó una losa difícil de levantar. Al frente de esa segunda generación abrió brecha en los 80 Bertrand Tavernier y hasta mediados de la siguiente década no se comenzó a proyectar internacionalmente la figura de André Techiné que gracias a Los juncos salvajes logró convertirse en referencia de los circuitos cinematográficos de arte y ensayo.

A pesar de que su estilo narrativo intimista, aunque seco y directo, y su personalidad a la hora de dirigir a sus actores no ha vuelto a alcanzar las cotas de aquel hito, parece reverdecer viejos laureles gracias a una presentación de personajes modélica y a un alarde de realización en el que el ritmo interno de los planos (la puesta en escena y el fluir de los intérpretes frente al objetivo) unido a los vigorosos e ingeniosos, al tiempo que casi invisibles, movimientos de cámara componen una danza que nos deleita con tomas largas en duración pero ricas en matices y significados.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_cuando-tienes-17-an%cc%83os_corentin-fila-y-kacey-mottet-klein-2

Dos compañeros de clase se enfrentan constantemente. Las razones de cada uno no quedan muy claras. Techiné plantea sin tomar partido, deja que el espectador decida. No hay blanco o negro, ninguno termina por ser víctima o verdugo. Thomas, hijo adoptivo de unos granjeros. Damien, con una familia de padre intermitentemente ausente y madre doctora que tras un grave incidente en el instituto hace por reconciliarlos.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_cuando-tienes-17-an%cc%83os_sandrine-kiberlain-y-kacey-mottet-klein

Estos tres personajes (los chicos más la facultativa) oscilan constantemente en un espectro de grises aportando este dibujo de sus personalidades un verismo a la narración que explica de forma hábil la compleja relación amor-odio que surge entre los dos diecisieteañeros durante los tres trimestres del curso escolar. Esta estructura, marcada por el director mediante rótulos y música, es asimilable a los nueve meses de un embarazo en un juego metafórico que relaciona elementos que suceden físicamente con otros que vamos leyendo entre líneas y quedan en un segundo plano.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_cuando-tienes-17-an%cc%83os_kacey-mottet-klein-corentin-fila-y-sandrine-kiberlain-2

La naturaleza funciona como personaje pero también dice mucho de Thomas, aislado en su casa debido a la espesa nieve del invierno del mismo modo que él se aliena de los demás. El posterior deshielo, real y figurado, con la llegada de la primavera y el verdor de los valles, antes recónditos y neblinosos, otra muestra de elocuencia narrativa.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_cuando-tienes-17-an%cc%83os_corentin-fila
La fluidez inicial queda truncada en las postrimerías debido a las excesivas pretensiones de este trabajo a la hora de desentrañar hasta ocho conceptos que no consiguen sino alargar el metraje de la cinta complicándola en exceso. Al incipiente estudio planteado acerca de la amistad, el amor (en sus distintas vertientes) y la desorientación a la hora de encontrar la identidad sexual, se unen varios discursos paralelos que escudriñan la soledad, el rechazo, la exclusión, la muerte e incluso la vida. Un final con cierta controversia y ligeramente decepcionante que ensombrece al gran Techiné que nos parecía atisbar al inicio.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_cuando-tienes-17-an%cc%83os_corentin-fila-y-sandrine-kiberlain

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Fidelité Films, Scope Pictures, Wild Bunch, France 2 Cinéma. Cortesía de Vértigo Films.  Reservados todos los derechos.

 

Cuando tienes 17 años

Dirección: André Techiné

Guión: Céline Sciamma y André Techiné

Intérpretes: Sandrine Kiberlain, Kacey Mottet Klein, Corentin Fila

Música: Alexis Rault

Duración: 116 min.

Francia, 2016

Crítica de “Snowden” (2016)

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_snowden_cartel

La noticia saltó a los titulares de la prensa de medio mundo en junio de 2013: Edward Snowden, traidor a Estados Unidos por revelación de secretos de estado. Una semana antes The Guardian había comenzado a publicar una serie de reportajes que ponían al descubierto las prácticas de espionaje masivo e indiscriminado que ejercía la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) estadounidense sobre millones de ciudadanos anónimos. Las opiniones se polarizaron y desde las altas esferas se dibujó un halo sombrío en torno a la figura del informático. Un año más tarde se estrenaba el documental Citizenfour en el que la realizadora Laura Poitras narraba en tiempo real, con toda la tensión de un thriller, su comunicación y posteriores encuentros furtivos con Snowden en Hong Kong. El trabajo, que posteriormente ganaría un Óscar, ponía sobre la mesa toda la información necesaria para tomar conciencia de la dimensión real del asunto, centrándose en desentramar el ingente operativo tecnológico que vigila tanto a potenciales sospechosos de terrorismo como a mandatarios de países aliados e incluso a cualquier hijo de vecino que envíe un correo electrónico.

Sacha

Oliver Stone, jugando con ese suspense que tan bien explotó la cinta de la reportera, ha calcado su estructura comenzando en Hong Kong, en 2013, para, a partir de ahí, lanzar los hilos que, en forma de flashbacks, completasen el dibujo de la personalidad de este fuera de la ley.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_snowden_joseph_gordon-levitt

Tienen derecho a violar nuestra libertad y privacidad en nombre de la seguridad? Ésa era la tesis que desarrollaba el documental y la que el polémico realizador expone en este filme que pretende ampliar el espectro de lo que nos contaba la película de Poitras, regresando al momento en el que el ex agente entra en contacto con la CIA y, sobre todo, confrontando su vida personal con su peligrosa odisea.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_snowden_joseph-gordon-levitt-y-shailene-woodley-2

El continuo conflicto entre la confidencialidad de su trabajo y la relación con su pareja conforma el punto clave sobre el que pivota el guión. Lo que se podría denostar por ralentizar el ritmo frenético de la trama de espionaje adquiere la importancia de aportar la dimensión humana a esta historia; las motivaciones del protagonista para actuar, consecuentemente a sus principios, en aras del bien común poniendo en valor su tremendo sacrificio personal.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_snowden_joseph-gordon-levitt-y-shailene-woodley

Por encima de la corrección de Joseph Gordon-Lewitt y de la versatilidad de Shailene Woodley, en el apartado interpretativo destacan un par de carismáticos secundarios. Nicholas Cage, desencantado y cínico espía apartado del trabajo de campo que decora su despacho con fotos de Kennedy, en el que se proyecta el propio director. Y un siniestro Rhys Ifans que representaría el lado más oscuro y retorcido del anónimo personaje que encarnaba Donald Sutherland en JFK.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_snowden_rhys-ifans-2

Al igual que lo es Citizenfour, nos encontramos ante una obra absolutamente necesaria, más allá de la mayor o menor pericia con la que Stone la haya trasladado a la pantalla, que pone los pelos de punta al hacernos conscientes del grado de control al que somos sometidos por las agencias de información gubernamentales.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_snowden_joseph-gordon-levitt-mapa

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Endgame Entertainment, Vendian Entertainment, Kraut Pack Entertainment. Cortesía de Vértigo Films.  Reservados todos los derechos.

 

Snowden 

Dirección: Oliver Stone

Guión: Oliver Stone y Kieran Fitzgerald, basado en los libros “Los archivos de Snowden” de Luke Harding y “La hora del pulpo” Anatoly Kucherena

Intérpretes: Joseph Gordon-Lewitt, Shailene Woodley, Melissa Leo

Fotografía: Anthony Dod Mantle

Duración: 134 min.

Francia, Alemania, Estados Unidos, 2016

Crítica de “Historia de una pasión” (2016)

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_historia-de-una-pasion_cartel

La poetisa lírica más memorable que vieron nacer los Estados Unidos de América vivió y murió en el anonimato. Apenas se le publicaron cinco poemas (de los casi 1800 que escribió), alterados, debido a lo poco convencional de su construcción y lo atrevido de sus contenidos, y sin su firma, en alguno de los casos por decisión propia. El reconocimiento póstumo a la absoluta genialidad de la obra de Emily Dickinson nos hiere al ser testigos del dolor de una mujer adelantada al puritanismo del Massachusetts decimonónico que le condenaba a una existencia consagrada al hogar, al matrimonio y a la religión, y le privaba de ver ensalzado su trabajo y su figura como realmente hubiese merecido. Una mujer atormentada por su supuesta falta de belleza con un mundo interior y un talento para escribir inconmensurables, que desataban esa pasión de la que habla el título y que pocos pudieron compartir.

 manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_historia-de-una-pasion_cynthia-nixon-y-jennifer-ehle-paraguas

A través de este relato biográfico Terence Davies nos presenta a una joven independiente, sagaz, con un fino sentido del humor y una visión de los tiempos que le había tocado vivir lúcida y completamente moderna. Perfila su peculiar carácter a partir de ingeniosas conversaciones con cuantos le rodean: su amiga íntima, de la que envidia su descaro y falta de inhibiciones, su desdichada cuñada, su hermana pequeña, que alentó su producción artística y la conservó para la posteridad, y el reverendo Wadsworth, única figura masculina capaz de conmoverse con su poesía y de llegar a tocar su alma. El consejo fraternal resulta contundente; no deberías permitirte sentir afecto por quien no puede devolvértelo.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_historia-de-una-pasion_cynthia-nixon-emily-dickinson-y-su-cun%cc%83ada

The Deep Blue Sea y Sunset Song, últimos trabajos del realizador británico, no supieron despertarnos el interés que nos ha robado este intenso retrato de la fuerte y decidida personalidad femenina que en una sociedad dominada por lo masculino se atrevió a desafiar las convenciones a pesar de resultar persistentemente ninguneada.

 manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_historia-de-una-pasion_cynthia-nixon-y-jennifer-ehle

El minucioso ejercicio de fusión que se produce entre Cinthia Nixon y Emily Dickinson eriza el vello y al contacto con otro torrente interpretativo, la pizpireta y sonriente Jennifer Ehle, provoca una estimulante descarga eléctrica. La complicidad de estas dos hermanas mantiene la tensión dramática durante larguísimas secuencias repletas de diálogos afilados y burbujeantes. Un aplauso enfervorizado para dos actrices en estado de gracia y un magnífico guión excelsamente tratado por un Davies que ha vuelto a sucumbir a la tentación de alargar sus largometrajes aquejado de una ceguera que le ha impedido finiquitar su obra en el álgido punto que la habría encumbrado de maestría.

V63A0084-169 copy.jpg

El deleite anterior resulta tan reconfortante que mejor olvidar esos quince minutos finales para recordar toda esa poesía que, narrada en voz de su autora, impregna todo de descarnada emoción. Reflexiones acerca de la guerra, la familia, el matrimonio, Dios, la muerte y lo que vendrá después que contextualizan cada pasaje de la vida de quien las parió en la soledad y el silencio de la madrugada, cuando la inspiración se acerca solicita a susurrar aquellos gloriosos versos que quedaron para la historia.

V63A0184.CR2

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Hurricane Films, Potemkinno. Cortesía de Golem distribución.  Reservados todos los derechos.

 

Historia de una pasión

Dirección y guión: Terence Davies

Intérpretes: Cynthia Nixon, Jennifer Ehle, Keith Carradine

Fotografía: Florian Hoffmeister

Duración: 125 min.

Reino Unido, Bélgica, 2016

Crítica de “Sing Street” (2016)

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_sing-street_cartel

Se titulaba Once. Nos robó el corazón con ese pequeño relato de perdedores que regalaban sus canciones en las calles de Dublín a cambio de unas monedas. Una de ellas, “Falling slowly”, ganó un Óscar y le permitió dar el salto al otro lado del océano. Begin again. De nuevo la música, las historias de amor interrumpidas y una nueva nominación en la misma categoría, “Lost stars”. Glen Hansard; protagonista, autor e intérprete de la primera; y Adam Levine; líder de Maroon 5, debutante en la gran pantalla y voz de la segunda; son los compositores, junto al realizador John Carney, de “Go now” (¿candidatura a la vista?), tema principal de Sing Street y uno de los muchos escritos expresamente para la película.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_sing-street_ferdia-walsh-peelo-concierto

En su trabajo más redondo hasta la fecha, los recuerdos de adolescencia del cineasta irlandés han dado pie a un magnífico guión que mezcla pasajes agridulces revestidos de fina ironía con tonadas que expresan el estado de ánimo y los anhelos del protagonista.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_sing-street_ferdia-walsh-peelo-lucy-boynton

Dublin. Años 80. Conor, a sus 15 primaveras, forma un grupo de rock para huir de la tensión de su hogar. La delicada situación económica familiar hace que recale en el ambiente conflictivo de un riguroso colegio católico donde reclutará a los miembros de su banda y empezará a componer inspirado por una misteriosa chica de la que se ha enamorado.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_sing-street_lucy-boynton-y-ferdia-walsh-peelo

A través de la evolución del estilo musical del conjunto el filme nos embarca en un viaje en el tiempo en el que aparecen Duran-Duran, Depeche Mode, Joy Division o David Bowie, hasta que la influencia definitiva surge de los sentimientos que corroen por dentro a su líder y que hacen avivar melodías con un estilo que inmediatamente remite a The Cure.

manu-zapata_el-cine-de-estreno-facil-de-leer_vivazapata-net_sing-street_ensayo

Ese aire happy-sad, esa tristeza feliz que supuran las composiciones de este chaval, define lo que es el amor tiñendo de melancolía el relato de principio a fin. Y lo emparenta con aquellas comedias con la firma de John Hughes en las que los padecimientos románticos de sus personajes resplandecían con el pequeño triunfo que les proporcionaba recibir una sonrisa del objeto de sus sueños. Referencias como el aspecto al estilo John Cusack del músico todoterreno del grupo, el riff de la banda sonora de Superdetective en Hollywood o el baile de promoción de Regreso al futuro suponen un guiño a una década mágica.

Sing Street: Este Es Tu Momento

Pero el tono cáustico y descreído que pone un toque de realismo bañado de cierto cinismo lo aporta el hermano mayor del protagonista. Un fulano reflejado directamente en el inimitable Lester Bangs que Phillip Seymour-Hoffman inmortalizó en Casi Famosos. Una especie de gurú musical, consejero en asuntos de faldas y analista de zozobras familiares que es un torrente de frases memorables. La réplica que da a Conor cuando éste le explica que la chica de la que está enamorado tiene un novio bastante mayor que ella en cuyo coche suena Genesis a toda pastilla resulta antológica: “Ninguna mujer puede amar a un hombre que escuche a Phil Collins”.

Sing Street: Este Es Tu Momento

 

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Cosmo Films, FilmNation Entertainment, Film Wave. Cortesía de Vértigo Films.  Reservados todos los derechos.

 

Sing Street

Dirección y guión: John Carney

Intérpretes: Ferdia Walsh-Peelo, Lucy Boynton, Jack Reynor 

Fotografía: Yaron Orbach

Montaje: Andrew Marcus, Julian Ulrichs 

Duración: 106 min. 

Irlanda, Reino Unido, Estados Unidos, 2016

A %d blogueros les gusta esto: