Skip to content

Crítica de “Up in the air” (2009) – Estreno en España: 22-enero-2010

31 octubre, 2013

Un empleado es llamado a una reunión. Acude a ella intranquilo, con el presentimiento de que algo no va bien del todo. Se sienta ante una mesa tras la que le espera un tipo trajeado, con media sonrisa. Un tipo al que no ha visto antes en su empresa. Se encuentra allí para decirle que su empleo ya no está disponible y que se tome el tiempo que considere oportuno para recoger sus cosas. Es el hombre que ha enviado la empresa a la que ha contratado el cobarde de su jefe para despedirle, es Ryan Bingham, el protagonista de Up in the air. Y quién mejor para interpretarle que un seductor nato como George Clooney. Al menos eso fue lo que pensó Jason Reitman cuando tuvo que buscar a alguien que pudiese transmitir el aplomo necesario para despedir a alguien sin parecer un monstruo frío y sin entrañas.

sentadosok

El guión de Up in the air desarrolla temáticas de distinta índole pero sabe complementarlas perfectamente para hacerlas resultar igualmente interesantes sin que unas resten importancia a las otras. En primer lugar la curiosa idiosincrasia de las empresas que se dedican a comunicar despidos en otras empresas, su forma de trabajar, su cultura de empresa, el choque generacional de una brillante recién licenciada y el veterano profesional con su peculiar forma de proceder y una ética del trabajo basada en la honestidad. En un segundo plano, pero sin dejar de estar conectado con lo anteriormente citado, se encuentran las relaciones de estos dos personajes con la gente a la que tienen que despedir. Ahí destaca ese tacto especial que el personaje de Clooney pone en el desempeño de su infausta labor. Ese celo por preservar en la medida de lo posible la dignidad de la persona a la que está despojando de su trabajo. Una idea que nos lleva a pensar en el tratado de la dignidad que supuso en su momento la excelente novela Los restos del día de Kazuo Ishiguro. Un rasgo definitorio de la personalidad de Ryan Bingham y que este trata de transmitir a su joven colega, interpretada por la también novata Anna Kendrick.

pasillook

El tercer vértice de esta mezcla de temáticas lo componen las distintas maneras que tienen las personas de enfrentarse a la noticia de un despido. El hallazgo de Jason Reitman para reflejar con meridiana honestidad esta realidad ha sido grabar entrevistas realizadas a personas que acababan de perder su empleo y montar las reacciones más emotivas como contraplano de los protagonistas. En un cuarto nivel, pero no por ello menos importante, queda la dimensión personal de los protagonistas. Resulta muy interesante el reflejo de la vida que llevan los profesionales que pasan más días del año fuera de sus casas que en ellas por mor de su empleo. Los aeropuertos, los hoteles, sus relaciones con otra gente en su misma situación. La línea argumental que muestra la evolución de la situación entre el personaje de Clooney y el de Vera Farmiga refleja el paso al siglo veintiuno de uno de los temas recurrentes en el cine de todas las épocas: las relaciones casuales entre hombres y mujeres que coinciden por trabajo en entornos distintos al suyo propio. Una muy interesante vuelta de tuerca de una trama compleja y absorbente.

clooney y farmiga risas

Y por último lugar, como elemento integrador de las anteriores tramas se encuentra Ryan Bingham.  El centro de todo esto es el personaje de George Clooney, alguien con una filosofía de vida muy particular basada en la ausencia de ataduras de ningún tipo, independiente, sin implicaciones emocionales profundas por ningún lugar o persona. Alguien a quien le gusta llevar su particular mochila lo más vacía posible. El problema, el conflicto, surgirá en el instante en que se llegue a cuestionar este modo de vida, en el momento en que decida empezar a llenar su mochila.

clooney aeropuerto

Pero Up in the air va más allá de su guión. Reitman, como en sus anteriores trabajos, arropa una buena historia con una realización brillante. Busca formas ingeniosas de narrar que no estén por encima del contenido sino que lo complementen y que lo potencien. Las excelentes secuencias de montaje donde Clooney/Bingham hace el equipaje para salir de viaje son un buen ejemplo de cómo Reitman transforma secuencias de transición, intrascendentes en otro tipo de película, en pequeñas piezas que añadan contenido e interés a la historia. Reitman consigue maravillar a partes iguales al ojo y al oído, al intelecto y al sentido del entretenimiento y la sensación de desasosiego, de agobio, de puñetazo en el estómago al final de la proyección engrandece todo lo que se nos ha presentado antes como una comedia ligera con toques dramáticos.

 Clooney habitación de hotel

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © 2013 Paramount Pictures, Cold Spring Pictures, Dreamworks Pictures, . Cortesía de Paramount Pictures España. Reservados todos los derechos.

 

UP IN THE AIR

Director: Jason Reitman

Intérpretes: George Clooney, Vera Farmiga, Anna Kendrick

Duración: 109 min.

USA, 2010

 

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: