Skip to content

Premios Oscar 2015 – Crítica de “Boyhood” (2014) – Candidaturas: 6

19 febrero, 2015

Los actores y actrices habitualmente realizan cambios físicos extremos poniendo en riesgo su propia salud con el propósito de hacer más realista un papel. Las espectaculares transformaciones de Robert de Niro en Toro salvaje y Charlize Theron en Monster proporcionaron sendos Óscar a ambos artistas. En el caso de Boyhood sucede, por primera vez, todo lo contrario. La que hace el esfuerzo, la que se adapta a los intérpretes es la propia película. En un afán por retratar la vida tal cual, de reflejar la autenticidad con la que se produce el crecimiento tanto anatómico como psicológico de un chaval de 5 años, Richard Linklater se planteó un reto entre osado y titánico, un arriesgado rodaje de 12 años. El objetivo se centraba en obtener cortometrajes de 15 minutos de año en año que en su conjunto reflejasen de qué forma un niño, atravesando etapa tras etapa, acaba llegando a la mayoría de edad.

 Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_padre

Resulta encomiable que un proyecto de semejante envergadura termine llegando a buen puerto. No se puede sino aplaudir una apuesta tan audaz a la hora de experimentar con la forma de contar historias pero una empresa tan ambiciosa de alguna forma se termina convirtiendo en un arma de doble filo. Un magnífico último tercio de película que nos deja con muy buen sabor de boca y el sorprendente hecho de ver crecer realmente en pantalla a todos los protagonistas puede camuflar cierta irregularidad en el conjunto. Queda patente la nitidez con la que este tramo final se había pergeñado en la cabeza del realizador desde el principio del proyecto dejando entrever que el resto del metraje, de tono cuasi documental, pudiera ser fruto de cierta improvisación, de ideas que fuesen surgiendo entre rodaje y rodaje, terminando por resultar plano y anodino en ocasiones, como lo pueda ser la vida misma, y lo que aporta mordiente y continuidad a la narración, además del cambio de aspecto físico de Ellar Coltrane, son las referencias a acontecimientos estrictamente contemporáneos al momento de la grabación, como los distintos enfrentamientos electorales en Estados Unidos, entre Bush Y Kerry o entre Obama y McCain, hábilmente introducidos en el argumento. Se podría llegar, incluso, al punto de comparar esta película con El árbol de la vida aunque la autenticidad de Boyhood se encuentre muy por encima de la pretenciosa vacuidad del filme de Malick.

 Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_madre

Este trabajo no ha dejado de dar alegrías a su creador, la última, el Premio FIPRESCI que le será entregado en el próximo Festival de San Sebastián, antes, el Oso de Plata al mejor director en una Berlinale que siente especial predilección por su obra, tras proyectarlo internacionalmente al galardonarlo por uno de sus primeros largos, Antes de amanecer(1995). Aquella noche en vela paseando por las calles de Viena en la que Jesse y Celine se enamoraron de alguna forma constituiría el precedente de Boyhood del mismo modo que podría ser su continuación natural, si el personaje de Ellar Coltrane decidiese recorrer Europa en interrail para purgar un desengaño amoroso.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_novia

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © IFC Productions, Detour Filmproduction. Cortesía de UIP Spain. Reservados todos los derechos.

 

Boyhood (Fragmentos de una vida)

Dirección y guión: Richard Linklater

Intérpretes: Ellar Coltrane, Patricia Arquette, Ethan Hawke

Fotografía: Lee Daniel y Shane F. Kelly

Montaje: Sandra Adair

Duración: 166 min.

Estados Unidos, 2014

Anuncios
2 comentarios
  1. tina permalink

    Lo bueno de la película es que puede gustar a todo tipo de público, por su realismo y autenticidad, todos nos identificamos con algún personaje.

    Me gusta

  2. josé luis permalink

    Este es el clásico ejemplo de que menos es mas, en un año en que, a mi parecer, la mayoría de las nominadas al Oscar tienen un alto grado de calidad fílmica, sorprende gratamente esta película por su simpleza, su sencillez, su belleza, al mostrar el desarrollo evolutivo de una típica familia disfuncional que puede ser cualquiera, sin caer en clichés o excesos, con sus sombras y sus luces, en fin, como la vida misma… El argumento del film lo universaliza, porque constituye una oda a las madres como núcleo y motor familiar, como único sostén de familia, que es capaz por si sola de criar a sus hijos y desarrollarse personal y profesionalmente. Utilizar el mismo elenco y que este estuviese dispuesto, a lo largo de doce años, le confiere mas autenticidad y credibilidad absoluta a esta historia, que tiene todos los elementos para obtener el máximo premio el próximo domingo 22.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: