Skip to content

Crítica de “Joy” (2015)

18 enero, 2016

El cine de Hollywood ha sabido retratar como nadie esas historias de éxito emprendedor de inventores que pasaban de la nada más absoluta al infinito, aplicando ese sentido de la épica y del hombre hecho a sí mismo tan genuinamente estadounidense que provocaba la adhesión inmediata del espectador sin pararse a especular sobre la credibilidad del guión. Y lo hacía tanto a la hora de narrar triunfos como a la de hacerlo con auténticas carreras de obstáculos hacia el sueño americano. Joy evoca en nuestro recuerdo las odiseas de dos visionarios que se enfrentaron a los poderes fácticos con sus diseños por bandera: Jeff Bridges como Preston Tucker, con su innovador utilitario, en Tucker, un hombre y su sueño y, sobre todo, Greg Kinnear dando vida a Robert Kearns, con su patente del limpiaparabrisas intermitente en Destellos de genio.

 Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_JOY_Jennifer Lawrence gafas de sol

Este filme le da la vuelta al tópico, ya que la mente que idea los ingenios es una mujer, que tan solo por el hecho de serlo se verá obligada a superar muros mucho más altos para ser tomada en serio que sus colegas del primer párrafo. En esta ocasión pone en jaque a la industria de la limpieza del hogar gracias a la fregona lavable y autoescurrible.

 Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_JOY_Jennifer Lawrence escopeta

El guión primigenio, obra de Annie Mumolo, siguiendo las directrices del género glosaba la figura de Joy Mangano y su revolucionario mocho. Tal vez se hubiese convertido en una película más, es difícil saberlo, pero con toda probabilidad se habría situado muy por encima de un decepcionante trabajo que adolece gravemente de un ataque de originalidad sobrevenida y de autoría galopante de un director y guionista al que los excesivos reconocimientos de la Academia han hecho que deje de pisar tierra firme.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_JOY_Jennifer Lawrence y Edgar Ramírez

Al tratar de hacer algo distinto con aquel primer libreto reuniendo en el personaje principal las historias de diferentes mujeres que vivieron semejantes circunstancias para llevar adelante sus creaciones, David O. Russell construye un filme irregular que no termina de fluir en ningún momento y que no engancha con el espectador. El aspecto más sangrante tiene que ver con la extravagante caterva de secundarios, a cual más estrafalario, que en lugar de matizar la narración con un toque exótico la convierten en una excentricidad absurda. Duele especialmente advertir cómo Robert de Niro e Isabella Rossellini parecen incómodos dentro de la piel de sus personajes, totalmente desquiciados, hasta el punto de resultar tan irritantes como ellos. La única que mantiene el tipo es Jennifer Lawrence gracias a un talento que le ha permitido flirtear con el cine comercial sin dejar de lado papeles más arriesgados y de calidad.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_JOY_Jennifer Lawrence y Robert de Niro boda

Salvo en un par de momentos álgidos, la montaña rusa en la que Russell ha convertido este largometraje desciende frenéticamente sin nada que le ponga freno. Joy no hace sino confirmar, vista la entusiasta veneración de trabajos simplemente correctos como El lado bueno de las cosas o La gran estafa americana, que nos encontramos ante uno de los directores más sobrevalorados del Hollywood reciente.

Manu Zapata_El cine (de estreno) fácil de leer_vivazapata.net_JOY_Cena familiar

Copyright del artículo © Manu Zapata Flamarique. Reservados todos los derechos.

Copyright imágenes  © Annapurna Pictures, Fox 2000 Pictures, Davis Entertainment. Cortesía de  Hispano Fox Film. Reservados todos los derechos.

 

Joy

Dirección: David O. Russell

Guión: David O. Russell, a partir de una historia de Annie Mumolo

Intérpretes: Jennifer Lawrence, Robert de Niro, Bradley Cooper 

Fotografía: Linus Sandgren

Duración: 124 min.

Estados Unidos, 2015   

Anuncios

From → Críticas, Estrenos

2 comentarios
  1. yiba permalink

    Totalmente de acuerdo, “El lado bueno de las cosas” es la película más sobrevalorada que recuerdo, 8 nominaciones al Oscar una peli que casi se puede calificar de telefilm de sobremesa!!Y Jennifer Lawrence parece que les ha caído en gracia, ya tiene un Oscar y va a nominación por año, inaudito!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: